El trabajo comienza en casa!!!

Los padres son los seres que mas influyen en la vida de los niños.
Ud. como padre de familia, puede asegurar que su hijo siga teniendo esa sonrisa en su carita. Sin embargo, el primer paso es educarse a si mismo:!


-Lea todo lo que pueda leer,
-Pregunte más! todo lo que pueda
-Escuche todo lo que pueda escuchar y tambien ver!!!
-Luego haga su propia investigación.
Haga de Ud mismo un investigador!

Con las mismas herramientas con las que construye su vida día a día.

 

 

El trabajo comienza en casa!!!
No espere que la escuela le enseñe modales amororosos o ponga limites si no existen estos en casa antes!
Los niños en este vertiginoso mundo pueden pasar por situaciones donde Ud. como padre debe ser su guía.
Entonces, necesita capacitarse para contenerlo y crecer con él.
Para ello deberá tener su cuerpo y su alma lo mas armónicos posibles.

Si el padre/ madre/docente no esta bien, es probable que su hijo lo perciba desde algún lugar y manifieste conductas inarmónicas hasta que se de cuenta.
Primero deben estar bien los padres, armonía en el hogar y sobre todo existir coherencia entre o que decimos y hacemos, tarea nada fácil.
Los niños- a cualquier edad- tienen la facilidad de poder hacer una lectura de las emociones, es decir, detectan rápidamente cuando una persona siente algo y cuando además de sentir ese algo lo expresa de manera diferente bloqueando o actuando en otro sentido distinto al original.
Entonces ” ponen el dedo en la llaga” para mostrarlo, para activar ese cambio.
Al igual que la mentira, segundo detonante de situaciones inarmónicas, fácil de detectar  y difícil de ocultar ante un niño.
Aunque son distintas ambas desequilibran internamente, ya que, se percibe la incoherencia.
Eso es como un botón de alarma dentro, dicen tiene como un sonido, un olor, una sensación particular…
Nada fácil de explicar y  de compartir porque esa sensación no tiene un nombre particular o la posibilidad de definir la situación por la que se atraviesa, los niños solo saben que  esta ahí, es real pero sin palabras.

Y para que ponerle palabras! A veces, en este mundo esas alarmas parecen que no suenan, pero solo es que no las escuchamos porque son  muchas las que suenan dentro y fuera  de nuestra vida y en las vida de los demás.
Es difícil para nosotros pero mas difícil es para los niños hacer como que no escuchan las alarmas.
No dejemos pasar nuestras alarmas internas, trabajemos sobre nuestro ser para poder vivir en el mundo en un perfecto equilibro entre cuerpo y mente.
De esta manera estaremos dando un paso importante para acompañar a nuestros hijos de la mejor manera.

Recuerde: Dios nunca nos pone un peso mayor al que podemos cargar.
No pierda esta oportunidad que viene de la mano de un maestro, Su Hijo.

 por Lic. ILeana Kostogianis- 2007
Lic. Comunicacion Social
Terap Holistica / Instruct. Yoga
Directora y Editora de Revista Ser Azul

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s