Archivo de la categoría: tiempo libre

Vuelo, una pasión

Estuvimos en la 37º Convención Anual de Vuelo realizada el 24 y 25 de Marzo de 2018
Organizada por EAA (Asociación Argentina de Aviación Experimental)
en el Aeródromo Idelfonso Domingo Durana (General Rodriguez, Bs As)

 

La adrenalina, los sonidos y la vibrante calidez en la 37º Convención Anual de Vuelo
te envuelve de lleno al sol de las pistas del Aeródromo Idelfonso Domingo Durana
(General Rodriguez., Bs As.)

Es uno de los eventos más importantes de la aviación en Argentina
y reúne a los aficionados de la aviación de nuestro país y Latinoamérica:
toda la aviación deportiva del país y la atracción de pilotos profesionales
provenientes de Chile, Bolivia, Paraguay, Brasil y Uruguay.

Organizado por la EAA (Asociación Argentina de Aviación Experimental), miles de personas –profesionales, aficionados y público en general- llegan a la cita para disfrutar en familia, con amigos y colegas de una verdadera fiesta de shows y acrobacias aéreas, exposiciones de aviones particulares e históricos, hangares a puertas abiertas y Stands especializados.

Caminamos la pista antes del comienzo del Show y preparando las fotografías alcanzamos a cruzar unas palabras con el increíble Jorge Malatini:

Probablemente viste su avión en la costa argentina haciendo dibujos aéreos sobre el mar, acompañando a Facundo Arana en su campaña solidaria para la sensibilización y donación de órganos en este y muchísimos veranos anteriores, o te cruzaste con Marcos Di Palma en la ruta junto un avión rojo fuego acompañándolo, lo conoces, o llegaste a él desde sus hazañas en el Turismo carretera. (Navegante de Rally de Cupecitas de Turismo Carreteras, Campeón Argentino en 1990 y 1991), campeón de Acrobacia Aérea de competencia en los años 1988, 1990 y 1991.

42 años volando y 38 de comandante de Aerolíneas Argentinas, 14.500 horas de vuelo- casi la mitad de las 31.900 que hoy luce con orgullo. realizando acrobacias-.  Comandante de B 737, posee Licencias de Aeroaplicador de vuelo, piloto de planeador, Helicóptero, Ultraliviano, parapente, Paracaidista y Transporte de Línea Aérea (TLA) .
Hoy vuela  con su Pitts-S-2B de 6 cilindros, biplaza, y es el dueño del cielo con reconocimiento nacional e internacional escribiendo Giros rolados, vuelos invertidos, filos de cuchillo, cabeza  de martillo, aproximaciones  invertidas, loopings negativos, caídas de cola o  loopings con toneles en el tope.

Fotografías, felicitaciones y saludos en la previa y el teléfono que lo lleva a pedirnos un ratito mientras corre con su equipo en la organización ultimando los detalles para los dos aviones y las maquinas de humo:
“Además tenes que hablar con el avión” –le digo entre risas
“Si” – se ríe-
Había leído en sus notas que siempre lo cuenta, y repite el ritual cuando termina.
Profesionalismo y cuidado, pura pasión contagiosa con años de amor por lo que hace con entrenamiento exacto y técnicas perfectas.

Otra de las estrellas destacadas esta jornada fue la  esperadísima llegada y el vuelo del Texan de Santiago Juana –su dueño y piloto- y  nos conto como llego a sus manos:

-“Es un proyecto que empecé hace 5 años, buscando buscando y buscando.
Queríamos un avión que estuviera impecable, acá es muy difícil conseguir los repuestos, y lo encontramos: era de un señor mayor que lo había restaurado, me llevo 6 años restaurarlo, el lo había volado 20 años, solo él, voló 1000 horas”
–“Sos su segundo dueño”- le digo.
-“Si- y estaba como ves: impecable”-.

Santiago le cambio al destino al imponente Texan que también estuvo en exposición en un museo norteamericano varios años, antes de cruzarse con él y traerlo al país.
( El Beechcraft T-6 Texan II es un avión turbohélice de fabricación estadounidense construido por Raytheon Aircraft Company -ahora Hawker Beechcraft- utilizado por la Fuerza Aérea  y la Armanda de Estados Unidos)

Después, mientras hacíamos las  fotografías en “la pista profunda”, – la ubicación privilegiada para los fotógrafos profesionales y la gente de prensa- por un largo rato alejados del público y apenas escuchando a la distancia la  locución profesional, la música  y el rumor de la multitud, y aquí, en silencio, se paró el mundo dos veces:  Reconocer el avión de Jorge Malatini en la pista, con su estilo personal adrenalínico casi firmando el cielo desde la pista y en cuanto despega- dicen los que saben – no hay ruido más fascinante para un fotógrafo que los clicks en el medio de la nada , a eco, convocados en la misma exclamación desde los puestos en línea sobre la pista, mirando el cielo, apuntando a guardar en un fotografía ese instante único.

Y el sonido del Texan (…) de Santiago Juana despegando: imponente

Cuando paso a nuestro lado solo seguían los Cliks y su sonido característico que no puedo definir: poderoso. Cuando ya estaba en el aire y todos pudieron dejar un segundo las cámaras y hablar, fue unánime:
Lo habíamos querido escuchar.

Al dejar la pista volvimos a sentir de cerca el clima general que vibraba entre la gente y toda la energía del evento: los pilotos profesionales dando cátedra de dominio en el aire, los seguidores frecuentes felices de encontrarse una vez más en los eventos que son siempre una fiesta, y los visitantes primerizos queriendo más y armando la agenda para visitar los próximos encuentros de aviación, de aviación experimental, en los circuitos de los aeródromos de toda la provincia de Buenos Aires y en todo el país.
Y cuidado. Es contagioso…

 

PH: Andrea Paladino Fotografía. 

Crónica y reportaje: Lic. Georgina Campos.

Anuncios